Entrevista a Maria Andrea García Medina

DESEO Y MIEDO: LO QUE OCULTA EL ICEBERG DE LA DECISIÓN.
14 Abril, 2017
El camino del duelo
12 Junio, 2017
Show all

Entrevista a Maria Andrea García Medina

Recientemente he tenido el placer de conocer y conversar con Maria Andrea García Medina, autora argentina de un libro publicado recientemente con el título “acunando la luna, saludando al sol“, donde nos habla del duelo gestacional y cómo transitarlo. Pero no sólo de los duelos gestacionales producidos por pérdidas espontáneas del embarazo sino también de duelos post-IVE.  A raíz de conocernos e intercambiar puntos de vista sobre nuestros trabajos en todo aquello que tienen en común, le propuse la siguiente entrevista:

Présentante y cuéntanos un poco quién eres y qué haces.

Ante todo te agradezco la oportunidad de presentarme y compartir algo de mi obra literaria: Acunando la Luna, despertando al Sol, libro recién publicado que, en realidad,  es producto de toda mi vida y de 30 años de ejercicio de mi profesión como terapeuta familiar, desde la línea de la Clínica Integrativa hasta los aportes de las Constelaciones Familiares Sistémicas, la visión del Transgeneracional y, en especial, de la Espiritualidad Femenina, la visión pre-patriarcal.  Recojo el concepto de la mujer ancestral, donde la cosmovisión central de la vida es lo sagrado: lo sagrado de los vínculos, esos  lazos sagrados que nos unen como  almas.

Más allá del marco de las Constelaciones y de la Bioneuroemoción, realizo una integración personal, donde propongo una visión del duelo, no tanto como proceso de elaboración de una pérdida, sino como proceso de  integración, reconstrucción, consolidación, y fortalecimiento de la identidad. Y en los casos en que así me lo permitan, enfoco el duelo como un camino de  reconexión con la esencia espiritual de la mujer y de ese ser, con el cual  “aparentemente” se han desencontrado.

 El tema del aborto voluntario es ampliamente tratado en las terapias alternativas. Tú estás especializada en constelaciones y bioneuroemoción. Cuéntanos un poco más de esto.

Tanto las Constelaciones como la Bioneuroemoción plantean que para el inconsciente una pérdida natural o provocada es lo mismo. Sabemos que no es lo mismo, justamente porque en el primer caso hay un deseo, una búsqueda, llena de anhelos y expectativas, mientras que en la Interrupción voluntaria  hay una imposibilidad de continuar con la gestación, debido a distintas variables.Podemos abrir aquí una polémica y cientos de interrogantes, lo que desarrollo ampliamente en el libro.

En un primer acercamiento a la problemática de la IVE podríamos considerar dos tipos de situaciones: cuándo no hay vínculo madre-hijo y cuando lo hay.

En el primer caso, se ven las mujeres donde no sienten la presencia de un hijo en camino, sino solamente un conjunto de células o tejidos. Y si en el marco de la legislación de su país, la IVE cuenta con un marco legal y protegido, el trabajo de duelo consiste nada más en el de “reintegrar la experiencia”, con todas las variables de la vida de la mujer que la llevaron a tomar la decisión. En estos casos, como en todos, respetamos las creencias, valores, el marco ideológico de la mujer y la podemos acompañar hasta donde ella nos permita. Son casos donde generalmente no hay conciencia del dolor, sino muy a posteriori, ya que lo que prevalece en un primer momento es el alivio. Llegan a consulta por otros motivos, y luego de despejar el foco del motivo inicial de consulta, allí aparece el IVE, como duelo desautorizado o invisibilizado. Son duelos interrumpidos, encapsulados que como tumores silenciosos van trabajando desde el interior de la subjetividad femenina.

El segundo tipo de casos, es donde la mujer a pesar de tener que tomar la decisión, siente que la vida en juego es la de un hijo y ya se siente también un vínculo. Allí nuestra intervención como terapeutas o asesores/acompañantes en duelo es diferente. Se comprende que este tipo de procesos conlleva los agravantes de la culpa, el arrepentimiento, un dolor mucho más profundo. Nuestro trabajo allí, fundamentalmente será de acompañar a esa mujer a desandar las circunstancias por las cuales ha llegado a tomar su decisión, (en muchos casos no es ella la que decide, sino factores ajenos). Y comienza un trabajo muy artesanal, en cada caso diferente.

En mi libro planteo distintos métodos (que en griego significa camino) para sanar el duelo, siendo los dos últimos de corte claramente espiritual:

El Camino de la Aceptación

El Camino del Perdón

El Camino de la Integración

El Camino de la Bendición

El Camino de la Liberación

Tanto las Constelaciones Familiares Sistémicas como la reconstrucción del transgeneracional son dos herramientas vitales, justamente para darle un lugar de reconocimiento a este hijo, nombrarlo e integrarlo no solo para la subjetividad de esa madre, sino en la trama familiar. Acá hago una aclaración conceptual, ya que estas líneas teóricas, plantean que los abortos son campos de resonancias de otros abortos silenciados, de secretos familiares, de pérdidas de generaciones anteriores en el clan, de los que quedaron “fuera” del sistema. Se trata de un dolor que viene de lejos, de nuestras ancestras, en ambos linajes en las dos ramas, de una memoria de sufrimiento que viaja en el transgeneracional. Lo desarrollo ampliamente en el libro.

¿Quieres añadir algo más?

Estos cinco caminos son cinco ejes conceptuales,  integran rituales, meditaciones, visualizaciones y demás artes y saberes femeninos ancestrales. Y desde estos cinco caminos se pueden sanar todas las pérdidas, no solo las voluntarias. Por supuesto que las voluntarias, en el segundo tipo que hemos descrito recién, son las más difíciles de transitar, con múltiples riesgos en la vida de la mujer. En países como la Argentina donde la IVE no es legal, nos encontramos en un terreno de mayor complejidad donde también está en riesgo la vida de la mujer , además de verse privada de su libertad, ya que puede ser  denunciada en el hospital público.

Con el aborto clandestino, se abren los duelos clandestinos,  acuño este concepto en el libro, donde planteo que son duelos de difícil pronóstico, por todas las variables propias en juego.

Gracias, Maria Andrea. Podéis también encontrar a Maria Andrea García Medina en su blog Acunando la luna despertando al sol (el mismo título del libro) o ver otra entrevista de enfoque más general que le hizo Julia Bernal de crianzaycontactoemocional.com

Si quieres que te acompañe y hablemos de lo que estás sintiendo, por favor, mírate la sección te ofrezco Si deseas seguir recibiendo artículos, recursos e información útil sobre el duelo de un post-aborto, por favor, suscríbete a mi koraletter

Y si piensas que este artículo puede ser de interés para algún conocido, compártelo en las redes!

Un saludo, de korazón con K.

Eva Puig
Eva Puig
Acompañamiento en procesos de duelo por aborto voluntario.

Comments are closed.