Me llamo Eva Puig y te ayudo a superar tu aborto voluntario para que te reconcilies con tu pasado y contigo misma en un proceso de duelo que supone una transformación personal

Si estás leyendo estas líneas es porque has vivido la experiencia de interrumpir voluntariamente tu embarazo y este proceso ha supuesto un dolor que te es difícil manejar

Si estás en esta situación te sientes: 

Dividida: te has vuelto tu peor enemiga. Una parte de ti juzga y condena a otra parte de ti

 Culpable: la culpa es uno de los problemas centrales del aborto voluntario. No sabes cómo manejarte con ella ni cómo perdonarte. Genera otras emociones dolorosas: vergüenza, miedo, ira, tristeza…

 Aislada: Vives lo que te sucede sin un entorno que sepa. O si sabe, no te entiende

Todo lo anterior genera en ti una confusión mental extrema y sentimientos negativos que te dominan y arrastran.

 

En definitiva, tu aborto ha supuesto un antes y un después en tu vida. Ha tenido un profundo impacto y no sabes quién eres ahora ni cómo vivir con la persona en que te has convertido. 

 

Tal vez hace tiempo que todo sucedió, pero tu aborto sigue siendo un episodio doloroso y secreto que no puedes recordar sin sufrir pero que tampoco puedes olvidar. Los síntomas antes descritos persisten con el tiempo, aunque resulten atenuados.  

 

Dicen que un aborto no se supera. Otros dicen que lo olvides. No es verdad.

Te propongo un camino distinto, al final del cual:

Ya no estarás dividida. Te habrás reconciliado con tu pasado y con las decisiones tomadas. Encontrarás esa paz que ya no creías posible.

Habrás roto el aislamiento al ser capaz de afrontar la vergüenza y la culpa.

Mirarás tu persona y tu historia con mirada comprensiva, sin juicio. 

Habrás puesto en orden tus sentimientos y emociones.

Ganarás en confianza y autoestima.

Podrás mirar el futuro con alegría

Podrás ayudar a otras mujeres, porque cada mujer que sana un aborto abre une espacio de luz y esperanza para todas aquellas que quedaron atrapadas en un pasado inconfesable.

Con el proceso

TRANSITA TU DUELO POR ABORTO VOLUNTARIO  

te ayudo a reconciliarte con tu pasado y contigo misma 

 

Este es un proceso profundamente respetuoso con las creencias de cada mujer.

De ellas partimos para dar luz a tanta confusión y malestar.

¿Trabajamos  juntas?

Proceso

transita tu duelo por aborto voluntario

 

Te acompaño en sesiones individuales a lo largo de los siguientes tramos:

 

1/Desenfócate-primeros auxilios.

Para ir a visitar las sombras, primero tienes que conocer los recursos de que dispones. Estas sesiones van orientadas a que recuerdes quién eres y cómo eres más allá de tu aborto. Cuáles son tus fortalezas y herramientas para que puedas afrontar lo sucedido con una mirada benevolente sobre quién eres. 

 

2/Comprende lo que has perdido y el impacto que ha tenido en tu vida

Es esencial tomar conciencia de lo que ha supuesto el aborto, qué perdiste realmente y qué te duele. A menudo nada de esto está claro. Esa claridad te ayudará a afrontar tu proceso con más consciencia. 

3/ Ordena tus pensamientos y transforma tus emociones

Pensamientos y emociones van íntimamente unidos. Culpa, miedo, ira y tristeza van de la mano de creencias profundamente arraigadas, tanto éticas, espirituales, religiosas como sociales. Analizaremos juntas esas creencias y buscaremos herramientas para poder trabajar los sentimientos negativos que te oprimen.Conseguirás entender de dónde proviene tu malestar y cómo transformarlo 

4/Reconoce el vínculo:

Porque una vez organizadas las creencias y las emociones, el vínculo es lo que hay que sanar y reconocer. Sólo desde ese encuentro es posible el siguiente paso.

  

5/Abraza la reconciliación.

El paso anterior te ha preparado para reconciliarte con tu pasado y contigo misma. Este paso es el nudo del duelo. Entender y no juzgar te pone en disposición de amar(te) y aceptar(te). Detrás de toda reconciliación hallarás la paz y la tranquilidad que buscabas.

 

6/Despídete del pasado

Sólo ahora, al final del camino, eres capaz ya de soltar. Cuando ya has entendido y aceptado, sólo queda soltar lo que fuiste  y lo que ya no será.

 

7/Sueña con tu futuro

Porque una vez estás en paz con el pasado, puedes empezar a mirar el futuro con otra perspectiva. Tal vez vuelva a aparecer la cuestión de la maternidad  

¿Trabajamos  juntas?

Herramientas utilizadas a lo largo del proceso:

Diálogo filosófico

El diálogo te permite expresar todo tu mundo de pensamientos y emociones con un interlocutor válido que entiende, no juzga, empatiza, plantea preguntas ahí donde hay círculos viciosos y sugiere alternativas.

Filosófico porque a lo largo de las sesiones plantearemos cuestiones de ética, de creencias y de sentido que son profundamente personales y filosóficas a las que te ayudaré a encontrar tus propias respuestas.

Este diálogo es esencial para empezar a poner orden a todas las partes en conflicto y elaborar una narración sobre lo sucedido desde la comprensión. Te servirá para poner en orden un mundo interior caótico después de tu aborto. El diálogo va acompañado de ejercicios a hacer en casa que te ayudaran a asentar todo lo que vayas transitando

 

Visualizaciones/hipnosis

Una parte del proceso consiste en comprenderte y la otra en aceptarte.

Las visualizaciones te permitirán un acceso directo a la parte subconsciente donde arraigan creencias profundas y dolores que no te permites afrontar.

También te abren el acceso a tus propios recursos, a una sabiduría que ya está en ti, oculta debajo de mucho ruido.

Con cada visualización podrás entablar un diálogo profundo con tu ser y poner las primeras piedras fundacionales del camino hacia la serenidad y la paz

Me llamo Eva Puig y hace unos años interrumpí voluntariamente mi embarazo (IVE). Es decir, aborté.

Empezar esta presentación así no es fácil. Puedo hacerlo porque vengo de un largo camino, de un largo viaje que se inició hace algunos años cuando viví esta experiencia.

Sé lo que es el silencio, no contárselo a nadie, el miedo al “qué dirán”...yo también pasé por todo esto. Pero creo que necesitamos hablar de esta experiencia y de cómo puede transformarnos.

Hablar desde la serenidad y el amor y no desde la culpa y la vergüenza, desde la cicatriz y no desde la herida.

Hoy en día me dedico a acompañar a mujeres que abortaron voluntariamente a superar su dolor para que encuentren la paz con el pasado y consigo mismas.

Recibe Las Cartas de esperanza tras un aborto voluntario