En los últimos años se viene hablando bastante en España sobre la violencia obstétrica  en relación al embarazo y al parto. Desde distintas asociaciones se ha luchado por el llamado parto humanizado o respetuoso y denunciado la llamada violencia obstétrica con respecto al mismo. Entendemos por violencia obstétrica:

“cualquier acción que patologice los procesos reproductivos naturales y biológicos. Estos se expresan mediante un trato deshumanizado por parte de los profesionales de la salud, relacionadas con todo el procedimiento que conlleva un embarazo Abarca desde el período de gestación hasta el posparto, por lo que afecta de manera directa o indirecta, el cuerpo y los procesos reproductivo de las mujeres” (wikipedia)

 

Y…qué hay que decir sobre esta misma violencia en el aborto voluntario? Se vulneran los derechos fundamentales de la mujer que decide interrumpir voluntariamente su embarazo? Sufre la mujer violencia por parte de los profesionales de la salud, las instituciones y la sociedad?

 

Siguiendo a Juan Gervás en su artículo sobre la violencia obstétrica, vamos a ir viendo los distintos modos de la misma y qué podemos añadir sobre el aborto:

 

Violencia obstétrica biológica física y farmacológica: es cierto que la interrupción voluntaria del embarazo es en sí un proceso de violencia, en el sentido que se interrumpe por medios exteriores un proceso natural. Ahora bien, sobretodo en países donde el aborto no es legal, es violencia obstétrica física cuando la mujer tiene que interrumpir su embarazo en condiciones higiénicas precarias jugándose la vida con ello. También lo es cuando hay un manejo insuficiente o no manejo del dolor.

 

Violencia obstétrica psicológica: es violencia obstétrica psicológica el silencio que se impone a la mujer que ha tenido que tomar esta difícil decisión, o, por el contrario, que se lleve directamente las consecuencias del aborto al llamado trauma post-aborto patologizandose lo que debiera ser un proceso de duelo difícil, pero no una enfermedad. Es violencia obstétrica psicológica llamar a la mujer que decide tomar esta decisión “asesina” cuando no sabemos cuándo empieza la llamada vida humana y eso entra dentro de las creencias de cada quien (como vimos en su momento en el artículo  “aborto sí, aborto no…un aburrido debate”)

 

Violencia obstétrica social: es violencia obstétrica social cuando la sociedad que lucha por los derechos de la mujer a abortar no es capaz luego de darle la mano para que ésta afronte su dolor.  Quedando en muchos casos estigmatizada. Es violencia obstétrica social cuando una mujer teme pronunciarse sobre el tema por miedo a las reacciones que pueda encontrar.

En este sentido, tengo una anécdota reciente que quiero comentar: hace poco en una red social alguien me felicitó por mi valentía al tratar el tema, y me dijo que ella misma se tuvo que pensar muchas veces si poner el conocido “like” porque tenía miedo a las reacciones posibles en las redes. Ese miedo a la violencia es violencia en sí misma. La verdad que agradezco mucho este testimonio que me hizo pensar profundamente el tabú del mismo aborto, incluso en una sociedad donde este está legalizado!

Es violencia obstétrica social el tipo de frases: “No sé por qué lloras, si tú misma lo elegiste”, cuando se tolera socialmente el dolor que pueden provocar otras decisiones también muy complejas de tomar (por ejemplo, un divorcio)

 

Violencia obstétrica institucional: es violencia obstétrica institucional  el desamparo al que se encuentra la mujer que decide tomar ese camino, en el sentido de falta de información antes, durante y después del proceso del aborto. Juan Gervás también nos habla de esta violencia respecto al aborto en el artículo antes mencionado:

“Es violencia obstétrica institucional no incluir el aborto voluntario entre las prestaciones públicas y/o autorizadas y, en caso de su prestación pública, el ofrecer exclusivamente la atención por el ginecólogo y no por el médico de cabecera y en el propio domicilio”.

Es también violencia obstétrica institucional los comentarios soeces por parte de profesionales que algunas mujeres que me contactaron tuvieron que soportar.

 

Violencia obstétrica mixta: desgraciadamente, nunca se da una violencia sola, sino que en general se da una combinación de todas las anteriores, siendo una gran  carga emocional, física y espiritual la  que tiene que soportar la mujer en solitario

 

Violencia obstétrica simbólica: esta se da cuando la misma mujer defiende la violencia que se le está aplicando. En el caso del aborto es grave pues las mujeres que interrumpen su embarazo, a menudo en circunstancias muy difíciles (no me cansaré nunca de remarcar este punto) creen que ellas mismas se merecen todas las violencias antes mencionadas. La víctima llega a creerse que ella se merece todos los males por los que está pasando. A mi modo de ver, esta es la más grave de todas las violencias, pues al auto-culpabilizarse, la mujer  no va a luchar para poder cambiar las cosas, perpetuandose ese estado generación tras generación.

 

Debo confesar que este artículo me costó escribir porque siento que cada tipo de violencia debería tener su artículo propio y confieso también que se me escapan muchas cosas. Es un terreno pantanoso y no es fácil conseguir información. De todos modos, vayan estas palabras como una invitación a investigar entre todas el tema.

 

No dejes de poner tus comentarios o escribirme en privado para hablarme de ello. Sientes que has sufrido algún tipo de violencia de las antes mencionadas? Sientes que te merecías todo lo que te estaba pasando? Escríbeme y entre todas crecemos y luchamos. Creo que es algo bello a hacer si has pasado por este proceso.

 

Un saludo, de korazón con K.

 

Apéndice: en mis pesquisas descubrí un documento muy interesante de un colectivo médico en Colombia donde se trata el tema:

http://globaldoctorsforchoice.org/wp-content/uploads/GDC_Obstetric-Violence_ES.pdf

En las páginas 18, 19 y 20 hay testimonios de mujeres que cuentan sus historias y cómo tuvieron que sufrir innecesariamente. No dejéis de echarle  un vistazo.

 

Únete a la  comunidad de kora y recibe de raglo una muestra de mi libro.

Únete a la  comunidad de kora para estar al día de todas las novedades

y recibe una muestra de mi libro.