¿Has pasado por un aborto voluntario y aún duele?

Dicen que, después de un aborto todo termina… cuando, en muchos casos, todo empieza… Empieza la soledad, el aislamiento, el silencio, el dolor, la culpa, la rabia, el miedo, la incomprensión propia y ajena, la búsqueda del olvido, la infinita nostalgia y la tristeza por lo que ya nunca será.

 Aunque no siempre es así: un aborto es un proceso muy complejo, que en muchos casos comporta un dolor que tiene que ser atendido.

 Dicen que nunca se supera. No es verdad, Lo sé por propia experiencia: este dolor se puede transitar y sanar en camino de transformación personal.

Llegó el momento de cerrar una herida demasiado tiempo abierta.

 Soy Eva Puig y acompaño a mujeres a superar un aborto voluntario para que puedan encontrar la paz con el pasado y consigo mismas.

 ¿Caminamos juntas?

¿Has pasado por un aborto voluntario y aun duele?

Dicen que, después de un aborto todo termina… cuando, en muchos casos, todo empieza…

Empieza la soledad, el aislamiento, el silencio, el dolor, la culpa, la rabia,

el miedo, la incomprensión propia y ajena, la búsqueda del olvido, la infinita nostalgia y la tristeza por lo que ya nunca será.

Aunque no siempre es así, un aborto es un proceso muy complejo, que en muchos casos comporta un dolor que tiene que ser atendido.

Dicen que nunca se supera. No es verdad, Lo sé por propia experiencia: este dolor se puede transitar y sanar en camino de transformación personal.

Llegó el momento de cerrar una herida demasiado tiempo abierta.

Soy Eva Puig y acompaño a mujeres a superar un aborto voluntario para que puedan encontrar la paz con el pasado y consigo mismas

[et_bloom_inline optin_id=”optin_2″]